William Wordsworth: El gran poeta de la Naturaleza

Compártelo!!!

El 7 abril de 2020 se ha conmemorado el 250 aniversario del nacimiento de  William Wordsworth. Uno de los más grandes escritores ingleses, cuya obra manifiesta la más alta sensibilidad ante la esencia del espíritu humano, sus emociones y vicisitudes ante la vida, junto con una gran admiración y devoción por la Naturaleza.

Wordsworth unió en sus obras la filosofía y la poesía, propiciando el nacimiento del Romanticismo inglés; además de sentar el precedente del ambientalismo en su sentido más profundo, en la que se asume una relación espiritual entre el ser humano con la Naturaleza.

El paisaje y la inspiración creativa

William Wordsworth nació el 7 de abril de 1770 en Cockermouth, un lugar de gran belleza natural, ubicado en el Lake District, en el noroeste de Inglaterra.

William Wordsworth. Imagen: Henry William Pikersgrill Wikicommons

Trágicamente a la edad de ocho años Wordsworth quedó huérfano de madre y a los trece de padre; tal vez esto lo llevara a desarrollar una sensibilidad especial y a crear un inmenso apego a la Naturaleza, al encontrar en ella refugio, conocimiento e inspiración que lo acompañaron toda su vida. 

Wordsworth se educó en la escuela de gramática en el pueblo de Lakeland en Hawkshead, ahí inició su afición por escribir poesía. Mas adelante prosiguió en el Colegio St. John´s de la Universidad Cambridge en 1787, periodo en el que escribió An evening walk  (Un paseo al atardecer), publicado en 1793.

A inicios de 1790 viajó por Alemania, Italia, Francia y Suiza; estableciéndose dos años en Francia,  de 1791 a 1792, en pleno fervor de la Revolución. 

Ciertamente Wordsworth estuvo comprometido con las causas revolucionarias, pero se dice que, terminó decepcionado por la instauración del terror de la Revolución francesa. 

La amistad y la creación plasmada en Baladas Líricas

En 1795 recibió una herencia, que le permitió dedicarse plenamente a su vocación poética. Estableció su residencia en Dove Cottage, ubicada en Grasmere donde creó la mayor parte de su obra.  En ese mismo año conoció a Samuel Taylor Cloridge, lo que significó una auténtica amistad creadora, pues juntos escribieron la maravillosa obra  Lyrical Ballads (Baladas Líricas) publicada en 1879.

Dove Cottage, casa de William Wordsworth y su familia/pexels

La unión e inspiración que Wordsworth encontró en los parajes naturales de Lake Distric, lo llevaron a considerarlo el lugar más hermoso que pudiera ser encontrado en el mundo. Por lo que una de sus mayores preocupaciones fue que la frenética modernización atentara contra el lugar que él tanto amaba.

La obra de Wordsworth como precedente del ambientalismo

Hay que reconocer que Wordsworth sentó los precedentes del ambientalismo, por su profundo amor a la Naturaleza y crítica al pensamiento racionalista, la industrialización y la urbanización que plasmo en su obra. Congruente con ello, su modo de vida fue sencillo y siempre apegado a la Naturaleza, tanto de su entorno como en su propia casa donde contaba con huerto y jardín.

Para Wordsworth la monotonía de la vida urbana afecta severamente nuestra capacidad de emoción ante el mundo.

Se dice que la obra de Wordsworth inspiró la lucha de los primeros grupos ambientalistas en el Reino Unido, como la organización conservacionista Selborne Society, The Coal Smoke Abatement Society, dedicada a la mejora de la calidad ambiental y The National Trust enfocada en la conservación de espacios históricos y naturales.

La expresión divina de la Naturaleza y la poesía de Wordsworth

La conexión de Wordsworth con la Naturaleza le llevaron a rechazar la visión utilitarista, el desapego y la falta de respeto hacia el mundo natural, que se imponían con la Revolución Industrial y el pensamiento racionalista.

Wordworth fue un ser capaz de experimentar una actitud de profundo asombro ante la belleza y misterio del mundo y del Universo.

Por lo que, para Wordsworth la Naturaleza es la manifestación divina de un gran creador. Donde el ser humano es ensimismo Naturaleza, no un ente aparte. 

“La poesía es la imagen del ser humano y de la naturaleza”.

Wuilliam Wordsworth

Su pasión por la Naturaleza la compartió con su hermana Dorothy, con quien  tuvo un estrecho vínculo fraternal y creativo. Ambos gozaban de hacer paseos en parajes naturales, que quedaban plasmados en la memoria de ambos. Dorothy escribía a manera de diarios estas experiencias; cuya la calidad le han merecido reconocimiento por mérito propio. 

The Excursion (La Excursión) se publicó en 1814, parte integrante del The Recluse (El Recluso), que a su vez se incluyó en el The Prelude (El Preludio). Este último se considera su obra maestra; se trata de un poema autobiográfico que Wordsworth escribió a lo largo de toda su vida, en el que describe sus vivencias desde la infancia en Lake District.

Aunque Wordsworth empezó a escribir El Preludio en 1798, no fue publicado hasta después de su muerte en 1850, puesto que sometió a correcciones continuamente. De tal manera que El Preludio se convirtió en el primer poema autobiográfico de gran extensión.

Estados de la mente y la imaginación en la creación poética  

Wordsworth se aleja de la forma de hacer poesía del Neoclasismo y revitaliza la manera de escribir de su tiempo. Dando inicio al Romanticismo inglés de la mano de Cloridge.

Para él era importante retomar situaciones contidianas y el utilizar el lenguaje sencillo. Se sentía más cercano a la franqueza y sencillez de la gente del campo.

Una constante en la creación de Wordsworth es su capacidad de revivir los momentos exultantes con la naturaleza, al admirar los ríos, las montañas, las flores, el amanecer, el sol. En un estado de soledad Wordsworth es capaz de alcanzar la comunión con la Naturaleza.

La actividad creativa de Wordsworth recrea la experiencia a través de la memoria. 

Para Wordsworth el arte es una fuente de saber fundamental, concisamente la vivencia estética. Se posiciona contrario a relegar o menospreciar la parte imaginativa e intuitiva de los seres humanos en el proceso de aprendizaje.

La poesía para encontrar nuestra humanidad y descubrir el misterio del mundo

El prólogo de Baladas Líricas es considerado un manifiesto romántico, en el que Wordsworth desarrollo qué es para él la poesía, el por qué y para quién escribe.

Ahí plantea que escribe para conectar con la gente común, no para poetas o críticos literarios. Al usar un lenguaje accesible para todos.

También expresa que su búsqueda es hacer que lo cotidiano se vuelva trascendente. Al presentar cosas de la vida cotidiana de una forma inusual. Con lo que logro, tal como lo expresa Ricardo Gullón el ser de los pocos poetas que :

“… supieron como él encontrar en la sencillez del mundo la clave de su misterio”

Para Wordsworth en el proceso creativo se involucran las emociones más elementales, la sensibilidad, la observación y la imaginación. Por lo que para una buena poesía se convierte:

“…en el espontáneo desbordamiento de  intensas emociones…un modo en que nuestros sentimientos e ideas se asocian cuando están en estado de emoción”.

El poeta y la poesía desde el sentir de Wordsworth

Para Wordsworth el poeta es la persona que habla del ser humano, por lo que conoce su naturaleza y alma que abarcan más de lo suele suponerse. Es poseedor de una alta sensibilidad, entusiasmo y ternura. También está satisfecho con sus pasiones y deseos, enfocando su interés más hacia el espíritu de la vida interior.

La sensibilidad del poeta le hace altamente receptivo a las impresiones y a lo que las genera, como los elementos y la presencia del Universo, una tormenta, la luz del sol, los cambios de estaciones, el frío o el calor.

En resumen, de acuerdo con Wordsworth la poesía nos lleva a:

  • Explorar nuestra humanidad,
  • A identificar las sensaciones y emociones que se generan de nuestras vivencias con la majestuosidad del Universo y el mundo.
  • Tener una consciencia ampliada que se deja maravillar por lo que vive y siente.

Wordsworth está entre los más grandes de la literatura del siglo XIX y es un personaje central del Romanticismo inglés. Y habrá que reconocerle más su la inspiración que su obra aporta al ambientalismo.

William Wordsworth en Seis Poemas

He aquí seis poemas en los que puedes apreciar la grandiosidad y pureza de la obra de William Wordsworth: «El mundo es demasiado para nosotros»; «Erraba solitario como una nube»; «Agua, puro elemento»; «Infancia, Tiempo de Escuela»; «Oda a la Inmortalidad».

Erraba solitario como una nube es considerado el poema más conocidos de habla inglesa. Mientras que Oda a la Inmortalidad también es popular por haber sido incluido en la película Esplendor en la hierba.

Los poemas están en español, seguido de su versión original en inglés. Dejando la posibilidad a quienes conocen esta última lengua aprecien la belleza y ritmo que sigue la composición que puede perderse al ser traducida.

El mundo es demasiado para nosotros

El mundo es demasiado para nosotros: siempre

recibiendo y gastando, disipamos las fuerzas;

en la naturaleza vemos muy poco que sea nuestro,

y hemos cedido nuestros míseros corazones.

Esta mar que desnuda su seno hacia la luna,

estos vientos que aullando pasan a todas horas

y ahora se amontonan como flores dormidas:

para eso, y para todo, no estamos entonados,

no nos mueve. ¡Gran Dios!, preferiría ser

un pagano crecido en una fe gastada,

para poder, erguido en estos prados suaves,

ver algo que me hiciera menos desamparado:

observer a Proteo saliendo de los mares,

oír su enguirnaldo cuerno al viejo Tritón.

Versión original:

The world is too much with us

The world is too much with us; late and soon,

Getting and spending, we lay waste our powers;—

Little we see in Nature that is ours;

We have given our hearts away, a sordid boon!

This Sea that bares her bosom to the moon;

The winds that will be howling at all hours,

And are up-gathered now like sleeping flowers;

For this, for everything, we are out of tune;

It moves us not. Great God! I’d rather be

A Pagan suckled in a creed outworn;

So might I, standing on this pleasant lea,

Have glimpses that would make me less forlorn;

Have sight of Proteus rising from the sea;

Or hear old Triton blow his wreathèd horn.

Narcisos. Imagen: Petr Kratrovichvil. Publicdomain

Erraba solitario como una nube

Erraba solitario como una nube

que flota en las alturas sobre valles y colinas,

cuando de pronto vi una muchedumbre,

una hueste de narcisos dorados;

junto al lago, bajo los árboles,

estremeciéndose y bailando en la brisa.

Continuos como las estrellas que brillan

y parpadean en la Vía Láctea,

se extendían como una fila infinita

a los largo de aquella ensenada;

diez mil narcisos contemplé con la mirada,

que movían sus cabezas en animada danza.

También las olas danzaban a su lado,

pero ellos eran más felices que las áureas mareas:

Un poeta sólo podía ser alegre

en tan jovial compañía;

yo miraba y miraba, pero no sabía aún

cuánta riqueza había hallado en la visión.

Pues a menudo, cuando reposo en mi lecho,

con humor ocioso o pensativo,

vuelven con brillo súbito sobre ese ojo

interior que es la felicidad de los solitarios;

y mi alma se llena entonces de deleite,

y danza con los narcisos.

I wandered lonely as a cloud

I wandered lonely as a cloud

That floats on high o’er vales and hills,

When all at once I saw a crowd,

A host, of golden daffodils;

Beside the lake, beneath the trees,

Fluttering and dancing in the breeze.

Continuous as the stars that shine

And twinkle on the milky way,

They stretched in never-ending line

Along the margin of a bay:

Ten thousand saw I at a glance,

Tossing their heads in sprightly dance.

The waves beside them danced; but they

Out-did the sparkling waves in glee:

A poet could not but be gay,

In such a jocund company:

I gazed and gazed but little thought

What wealth the show to me had brought:

For oft, when on my couch I lie

In vacant or in pensive mood,

They flash upon that inward eye

Which is the bliss of solitude;

And then my heart with pleasure fills,

And dances with the daffodils.

Agua, puro elemento

Agua, puro elemento, dondequiera abandonas

tu mansión subterránea, hierbas verdes y flores de brillante color y plantas con sus

bayas, surgiendo hacia la vida, adornan tu cortejo;

y en el estío, cuando el sol arde, veloces insectos resplandecen y, volando, te siguen.

Si falta tu bondad, resuella el bosque, y ciervo

y cierva y cazador con su venablo, juntos languidecen y caen. No deja de sentirse

en el alma turbada tu benigna influencia;

y tal vez en la entraña marmórea de la tierra, donde sufren tormento espíritus que

lloran gracia y bondad perdidas, tus murmullos apagan su angustia ya los tuyos

mezclan sus dulces cantos

Pure element of waters

Pure element of waters! wheresoe’er 

Thou dost forsake thy subterranean haunts, 

Green herbs, bright flowers, and berry-bearing plants, 

Rise into life and in thy train appear: 

And, through the sunny portion of the year, 

Swift insects shine, thy hovering pursuivants: 

And, if thy bounty fail, the forest pants; 

And hart and hind and hunter with his spear, 

Languish and droop together. Nor unfelt 

In man’s perturbed soul thy sway benign; 

And, haply, far within the marble belt 

Of central earth, where tortured Spirits pine 

For grace and goodness lost, thy murmurs melt 

Their anguish, and they blend sweet songs with thine

Preludio: Libro I: Infancia y  Época de Escuela 

(Fragmento)

Presencias de la Naturaleza en el cielo

Y sobre la tierra, visiones de los montes

Y almas de lugares aislados, ¿puedo yo

Pensar que vana esperanza era cuando

Tal ministerio ejercíais, año tras año

Buscándome en mis juegos infantiles,

En grutas y árboles, bosques y colinas,

Imprimiendo en toda forma los caracteres

Del peligro y el deseo; y así hicieron como un mar

Emerger la superficie de la tierra universal

De triunfo y dicha, esperanza y temor? 

Prelude: Book I: Chilhood and School Time

(Fragment)

And on the earth! Ye Visions of the hills!

And Souls of lonely places! can I think

A vulgar hope was yours when Ye employ’d

Such ministry, when Ye through many a year

Haunting me thus among my boyish sports,

On caves and trees, upon the woods and hills,

Impress’d upon all forms the characters

Of danger or desire, and thus did make

The surface of the universal earth

With triumph, and delight, and hope, and fear,

Work like a sea?

Preludio: Libro 2: Época de Escuela 

(Fragmento)

En el ámbito ordinario de las cosas perceptibles 

se me hacía más y más querido había empezado ya 

a amar el sol

siendo un crío amaba el sol,  

no como luego lo ame, 

prenda 

y garantía de vida

terrenal, luz 

que contemplamos y sentimos vivir 

no por su don a tantos mundos 

sino por esta causa: que yo lo viera posar 

su belleza sobre las montañas de la aurora,

viera los montes al oeste tocar su orbe poniente 

en una hora irreflexiva

Prelude: Book 2: School Time

(Fragment)

Thus daily were my sympathies enlarged, 

And thus the common range of visible things 

Grew dear to me: already I began 

To love the sun, a Boy I lov’d the sun, 

Not as I since have lov’d him, as a pledge 

And surety of our earthly life, a light 

Which while we view we feel we are alive; 

But, for this cause, that I had seen him lay 

His beauty on the morning hills, had seen 

The western mountain touch his setting orb, 

In many a thoughtless hour, when, from excess 

Of happiness, my blood appear’d to flow 

With its own pleasure, and I breath’d with joy. 

Oda a la Inmortalidad 

(Fragmento)

Aunque el resplandor que

en otro tiempo fue tan brillante

hoy esté por siempre oculto a mis miradas,

aunque nada pueda hacer

volver la hora del esplendor en la yerba,

de la gloria en las flores,

no debemos afligirnos

porque la belleza subsiste siempre en el recuerdo.

En aquella primera

simpatía que habiendo

sido una vez,

habrá de ser por siempre,

en los consoladores pensamientos

que brotaron del humano sufrimiento,

 en la fe que mira a través de la

muerte,

y en los años que traen consigo 

la mente filosófica.

Versión original:

Inmortality Ode

What though the radiance which was once so bright

Be now for ever taken from my sight,

Though nothing can bring back the hour

Of splendour in the grass, of glory in the flower;

We will grieve not, rather find

Strength in what remains behind;

In the primal sympathy

Which having been must ever be;

In the soothing thoughts that spring

Out of human suffering;

In the faith that looks through death,

In years that bring the philosophic mind.

Para finalizar

Espero que después de leer estos maravillosos y profundos poemas quieras acercarte a conocer más en profundidad la basta obra de Wordsworth.

William Wordsworth nos invita a despertar nuestra capacidad de emocionarnos ante lo que nos parece banal y cotidiano. A despertar nuestros sentidos al contacto con los elementos de la Naturaleza y con las expresiones de vida, incluyendo la humana.

Un apunte más, por si alguien afortunado pude visitar Lake District, ahí es posible visitar la casa de Wordsworth, ahora museo. En él se resguardan los manuscritos originales del autor y funciona como centro de investigación y divulgación de su obra.

Después de esta breve presentación de Wordsworth, es recomendable que como hispanohablantes podamos descubramos a uno de los grandes autores de la literatura inglesa. Quien marcó el inicio del Romanticismo y también sentó las bases del ambientalismo.

Fuentes consultadas

Gullón, Ricardo. Wordsworth. Biblioteca Digital Cervantes

Leonardo Henríquez, Fausto. El Preludio: William Wordsworth una lectura jalonada por la estética literaria del interiorismo. Academia

Poetry Foundation.

Kaufmann, Scott. The Environment and International History. Bloombury Academic. Great Britain, 2018.

Wordsworth-Grasmere

Imagen destacada: Paisaje de Lake Distric. PXhere


Compártelo!!!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Dana Aly López Solís.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad